¡Mi esposa dice que lamenta haberse casado conmigo! Sugerencias para ayudar a cambiar de opinión

«Mi esposa dice que lamenta haberse casado conmigo», dijo el hombre completamente y completamente confundido acerca de su relación. No cabe duda de que escuchar a tu esposa decirte que desearía no haberse casado contigo duele. Te hace cuestionar el tiempo que ustedes dos han pasado juntos desde su boda, se sienten inseguros sobre lo que está en su horizonte e incluso pueden preguntarse si alguna vez conocieron realmente a la mujer con la que se casaron. Estás justificado al sentir todo esto y mucho más. Tu mundo, como lo sabías, se ha puesto patas arriba. Puede sentir la tentación de esconderse y desear todo, pero eso no logrará nada. Ahora es el momento de enfrentar lo que no funciona en su matrimonio y seguir adelante con un plan para arreglarlo antes de que su esposa decida que un divorcio es realmente lo que quiere y necesita.

Obtenga información sobre lo que le está causando tener remordimientos

Realmente no puedes avanzar hacia la curación de tu conexión con tu esposa hasta que entiendas completamente lo que le está causando sentimientos de arrepentimiento. En algunos casos, será dolorosamente obvio, como es el caso cuando hay infidelidad en el matrimonio o si ustedes dos se enfrentan a un conflicto importante sin resolución a la vista. En este tipo de situaciones, es importante discutir honestamente dónde se encuentra el matrimonio y si hay alguna posibilidad de que ustedes dos puedan superar los problemas que los llevaron a este lugar. Por ejemplo, cuando un matrimonio es sacudido por el adulterio, es común que la pareja lastimada se arrepienta. Se preguntan sin cesar qué podrían haber hecho de manera diferente y están obligados a imaginar su vida sin su pareja adúltera.

Ustedes dos deben sentarse juntos y resolver lo que sucedió y lo que ambos imaginan que será el futuro. Si tiene la intención de salvar la relación, el compromiso debe ser parte de la ecuación para ambos.

Si el arrepentimiento de su esposa proviene de su infelicidad general con el matrimonio, eso requiere un enfoque diferente de su parte. Algunas mujeres simplemente alcanzan un punto dentro de su relación en el que sienten que no están recibiendo la atención, adoración y reconocimiento que se merecen por parte de su cónyuge.

Conviértase en un socio más comprensivo y comprensivo

Es muy fácil perder el rumbo de ser un buen cónyuge cuando la vida lanza muchas bolas curvas en tu dirección. Su esposa puede ser culpable de lo mismo y es posible que ni siquiera se dé cuenta de que no se siente tan cerca o tan emocionalmente conectado con ella como alguna vez lo hizo. Muchos de nosotros subconscientemente empujaremos a nuestro cónyuge al final de nuestra lista de prioridades. Hacemos esto porque nos sentimos seguros en la relación, pero con el tiempo, cuando el vínculo no se está alimentando, las cosas pueden ir por mal camino, como es el caso en su matrimonio ahora.

No tiene que someterse a una revisión completa de quién es usted como esposo. Solo necesita esforzarse más para estar más emocionalmente disponible y atento a las necesidades de su esposa. Esto tiene que venir de un lugar de deseo genuino. No debes hacer esto si te molesta tu esposa y sientes que tienes que dar más de lo que ella está dispuesta.

El matrimonio es realmente una relación que se centra en el compromiso y, a veces, eso significa que las cosas no están tan equilibradas como podrían estar. Si toma la iniciativa y se convierte en la pareja más generosa y amorosa, es probable que también note un cambio fuerte y deseable en su esposa. A veces se trata de tener el coraje emocional para dar ese primer paso.

Haga de su esposa su prioridad absoluta número uno

Existe una innegable satisfacción al demostrar que alguien más está equivocado. Simplemente es parte de nuestra naturaleza humana demostrar que tenemos razón y que quien duda de nosotros o de nuestras habilidades está equivocado. Eso es exactamente lo que debes hacer, ahora mismo, dentro de tu propio matrimonio.

Aunque su esposa le haya expresado que lamenta mucho su decisión de casarse con usted, demuéstrele que está equivocada por sentirse así. Puede hacerlo cambiando sus prioridades para que siempre esté en la parte superior de la lista.

Haz de tu esposa la persona más importante en tu vida, a partir de hoy. Si tiene que reorganizar su horario de trabajo para pasar más tiempo con su esposa, hágalo. Si necesita organizar un cuidador para que atienda a sus hijos una noche a la semana para que pueda malcriar a su esposa con una cena que preparó, acéptelo ahora. Muéstrale a tu esposa que eres un esposo aún mejor de lo que ella pensó que eras cuando se casaron.

Las acciones la ayudarán a ver que lo dices en serio cuando dices que la amas y la amas, así que ponte a trabajar para demostrar ese punto. Si puedes convertirte en el esposo en el que ella sabe que puede confiar en todos los sentidos, esos arrepentimientos que está experimentando ahora no serán más que recuerdos distantes y sin importancia.